Medidores manometricos y de presión diferencial.

Este método se basa en la medición de la presión hidrostática correspondiente a una columna de liquido de una altura determinada. La presión se calcula mediante la expresión:

P= h x ρ x g
Donde:

P = presión
h = altura de la columna de liquido;
g = aceleración de gravedad;
ρ = densidad relativa;

A partir de la formula se observa que si la densidad efectiva del medio es constante, la física variable es h. Así, la presión es directamente proporcional a la altura h, es decir, al nivel del liquido en el tanque.

La presión hidrostática de la columna de líquido se mide directamente con un transmisor de presión o de presión diferencial.


La medición de nivel con transmisor de presión se utiliza preferentemente en tanques abiertos expuestos a la atmósfera. En estos casos, la presión medida es igual a la presión de la columna de liquido + la presión atmosférica (presión en la superficie). La presión en la superficie suele ser despreciable porque la mayoría de los sensores de presión disponen de dispositivos que compensan la presión atmosférica. Para estos casos, los transmisores se montan en la parte mas baja del tanque. Si el sensor no se puede montar directamente en el lateral del tanque al nivel adecuado, se puede montar en el extremo de una barra o cable y bajarlo desde la parte superior del tanque hasta la profundidad oportuna.

Cuando la presión de la superficie del liquido es mayor que la presión atmosférica (tanques cerrados-presurizados), se puede emplear un sensor de presión diferencial, el cual mide por un lado la presión total ejercida al fondo del estanque, y por otro lado la presión en la superficie. La presión de la superficie se resta de la presión total, quedando la presión
correspondiente a la columna de liquido. La medición de presión diferencial requiere de dos sensores, pero también se puede llevar a cabo directamente con una célula de medición de presión diferencial, como se muestra en la figura.



Ventajas:

-Montaje sencillo.
-Fácil de ajustar
-Precisión razonable
-Amplio uso en aplicaciones de la industria alimentaría, donde se manejan productos
con viscosidades cambiantes.

Desventajas:

-Dependiente de la densidad relativa.
-Relativamente costoso para mediciones de presión diferencial



Método por burbujeo.

En este método se mide la presión hidrostática en un tanque insertando un tubo delgado en el liquido y aplicando aire comprimido en el tubo de modo que se empuja hacia abajo la columna de liquido del tubo hasta que salgan burbujas de aire al liquido. Estas burbujas dan su nombre al método. La presión del aire en el tubo es entonces igual a la presión de la columna de liquido y se puede medir con un transmisor de presión, que convierte la presión en una señal eléctrica. El aire comprimido se puede obtener a partir del conducto principal de aire mediante una válvula manoreductora o con un minicompresor.




Ventajas:

-Montaje sencillo.
-Adecuado para sustancias corrosivas.

Desventajas:

- Requiere lineas de aire y consumo de aire.
- Peligro de acumulacion del medio en el tubo.
- No es adecuado para uso en recipientes presurizados.




















































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada